En compañía de un tutor

Realizar un seguimiento global de los procesos de aprendizaje del alumno y facilitar asesoramiento en aspectos tales como: resolución de problemas de aprendizaje y conducta, organización y planificación del estudio, toma de decisiones académicas y profesionales…es uno de los objetivos de la figura del tutor.

Uno de los objetivos principales que persigue la Universidad de Padres es poder ofrecer a los padres y madres, que forman parte de nuestro programa educativo, una formación integral que incluya tanto formación teórica-práctica como que promueva su desarrollo tanto en su labor educativa como padres como en su faceta personal. Uno de los recursos que interviene en esta formación es la figura del tutor. Éste acompaña y guía a los padres en todo su recorrido por el campus y por las diferentes herramientas que ofrecemos:

En el aula cuentan con un servicio de notas al tutor personalizado y confidencial en el que pueden resolver todas las dudas que les surjan acerca de los contenidos vistos; en el laboratorio, que es la parte más práctica de nuestros cursos, el tutor orienta el trabajo a través de las actividades más ajustadas a las necesidades de los padres y ayuda a poner en práctica todo lo aprendido en el aula. Por último, en el seminario así como en el taller, también el tutor encamina al alumno para que saque el mayor partido a su aprendizaje.

up7_vivir_tutor_externa

Para lograr una formación completa de la persona, en nuestros cursos hacemos mucho hincapié en desarrollar el Factor E o la inteligencia ejecutiva. La función ejecutiva es una competencia superior y encargada de gestionar de forma voluntaria el resto de funciones como la emocional, la motora y la intelectual. Si conseguimos, por tanto, favorecer esta competencia ayudaremos a los padres a maximizar sus recursos y conseguir mejores resultados y una mayor satisfacción.

¿En qué medida disponer de la figura de un tutor puede favorecer esta inteligencia ejecutiva? Una de las funciones del tutor es resaltar aquella información que es más relevante mediante explicaciones, ejercicios o preguntas que invitan a la reflexión. Se ve favorecida de esta manera la capacidad de los padres de dirigir voluntariamente la atención y de elegir lo más relevante en cada caso.

El tutor realiza un seguimiento de cada alumno y le acompaña y anima en cada aprendizaje que va haciendo, ayudándole a superar las dificultades y motivándoles para que consigan su objetivo. Así el alumno desarrolla la capacidad de mantenerse en una tarea a lo largo del tiempo a pesar de las frustraciones que puedan ir apareciendo, cansancio, bloqueos, dudas,…etc.
El tipo de formación que proponemos fomenta en el alumno curiosidad y ganas de aprender pues, además de aportarle contenidos, el tutor les incita a que ellos mismos indaguen por su cuenta y sigan profundizando. Por lo que conseguimos que interioricen lo aprendido y que al mismo tiempo sean capaces de generar nuevos contenidos eligiendo aquello que más les interese y que esté enfocado a sus necesidades.

El alumno, en el laboratorio, sobre todo tiene la oportunidad de llevar a la práctica lo aprendido en el aula a través de los ejercicios que el tutor propone y que están diseñados para atender a las demandas que vayan surgiendo y de enfrentarse en primera persona a muchas de las principales dificultades que aparecen en la convivencia con su hijo. Ello implica que desarrollen un buen autocontrol de sus acciones y de todas las emociones que están implicadas en el proceso y sean capaces de proponerse un plan de acción y llevarlo a cabo.

El objetivo final es que una vez realizada la formación tanto práctica como teórica el alumno haya interiorizado todo lo trabajado y que tenga la capacidad de generalizar sus nuevos conocimientos y extrapolarlos a su contexto cotidiano siendo capaces de flexibilizar y aplicar en cada caso lo más adecuado en función de las circunstancias.

¿Por qué es importante la figura del tutor?

¿Qué valor añadido tiene? ¿Qué función cumple? El tutor es como una especie de entrenador personal que te acoge cuando llegas al gimnasio el primer día. Además de establecer con el alumno unos objetivos claramente definidos., ‘entrena’ contigo y te corrige cuando no haces bien los ejercicios y busca que adquieras por ti mismo un buen hábito de entrenamiento.

Disponer de una persona que te acompaña y te guía en un proceso de aprendizaje siempre aporta un valor añadido, pues alivia la incertidumbre que acompaña a cualquier proyecto nuevo que emprendemos y resuelve las dudas que nos van surgiendo por el camino haciéndonoslo más fácil. El tutor siempre está disponible. Son profesionales especializados en psicología, pedagogía, maestros, educadores sociales…etc. que al mismo tiempo que desarrollan su labor como educadores siguen investigando en estos campos, y están al tanto de los últimos avances aportando su conocimiento e innovaciones.

El trato recibido por parte del tutor será completamente personalizado y ajustado a la edad del hijo de referencia de cada alumno y habrá un contacto individual y confidencial.

Siempre se ajustará al máximo a las demandas de cada alumno. Y, además de resolver las dudas relacionadas con los contenidos trabajados en el aula, orienta en los problemas personales que pueda estar viviendo el padre en ese momento en casa y que no sepa cómo afrontar.

Muchas veces los padres pueden encontrarse sumidos en un círculo vicioso con sus hijos en el que intentan a toda costa resolver una situación y, sin embargo, ésta parece agravarse cada vez más dejando al padre en una posición de indefensión y frustración de la que se ve incapaz de salir. Disponer de la opinión de un profesional ajeno a los problemas, ofrece una visión alternativa aportando estrategias diferentes que poner en marcha que pueden ayudar a superar el bloqueo inicial y ampliar sus posibilidades.

La educación de los hijos es un proyecto apasionante a la vez que complejo y requiere de un gran esfuerzo y templanza por parte de los padres. En la Universidad de Padres el tutor, codo con codo, trabaja junto a los padres para maximizar los recursos de estos facilitando su adaptación a un proceso educativo en constante cambio y a la sociedad tan compleja y demandante en la que vivimos.