Las empresas tecnológicas y la educación

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación van a ser claves para la creación de una nueva y necesaria infraestructura que modifique nuestra manera de enseñar y aprender. Los gigantes tecnológicos - Cisco, Google, IBM, Intel o Microsoft son muy conscientes de ello y, por este motivo, están apostando fuerte para desarrollar productos y servicios que les permitan impulsar - y liderar - este nuevo paradigma educativo.

rahegoEl mundo educativo está en constante ebullición, cuestionándose la validez de los modelos tradicionales de aprendizaje. Ken Robinson se preguntaba en una famosa conferencia del año 2006 si las escuelas están matando la creatividad de los chicos. La escuela del siglo XX, heredera de la Revolución Industrial, ha convertido a los profesores en transmisores del conocimiento y evaluadores del progreso de los estudiantes, y a éstos en receptores pasivos de información. El aprendizaje del siglo XXI, por el contrario, no se verá determinado por un lugar (escuela) o por una etapa determinados (infancia y juventud), sino que tendrá que convertirse en una actividad que se realiza a lo largo de toda la vida. El profesor deberá desempeñar el papel de guía o mentor para la adquisición, por parte de sus alumnos, de un conjunto de destrezas – pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, capacidad de comunicarse y colaborar con otros – conocidas como las “Destrezas del Siglo XXI”. Las tecnologías de la información y la comunicación son el medio que posibilitará esta transición.

El informe CISCO 2010 sobre la Sociedad del Aprendizaje considera necesario repensar la forma de concebir la educación y el aprendizaje; de cómo organizarlo, de cómo alimentarlo. Para ello, propone una serie de estrategias para hacerlo posible. INTEL ha diseñado un modelo de transformación educativa, que presenta en su guía “Transformando la educación para la siguiente generación”, y forma parte del consorcio “New Pedagogies for Deep Learning Global Partnership (Alianza Global para las Nuevas Pedagogías del Aprendizaje Profundo) junto a una serie de organizaciones comprometidas con el éxito educativo, en la que participan expertos como Michael Fullan.

El aprendizaje del siglo XXI no se verá determinado por un lugar (escuela) o por una etapa determinados (infancia y juventud), sino que tendrá que convertirse en una actividad que se realiza a lo largo de toda la vida.

IBM, por su parte, ha desarrollado la solución “Smarter Education”. Esta última corporación tiene muy claro que nos encontramos ante un nuevo paradigma, que han denominado “Continuum educativo”, caracterizado por la inmersión tecnológica, los caminos personalizados hacia el aprendizaje, la adquisición de un conjunto de destrezas, la integración global de sistemas, recursos y culturas, y la alineación económica (el papel crítico de la educación en la economía del siglo XXI). Diversas tecnologías emergentes están facilitando la transformación hacia ese “continuum educativo”: desde las tecnologías abiertas, pasando por las tecnologías de la información centradas en el consumidor, hasta las tecnologías que residen en la nube. Los líderes educativos y políticos, a juicio de IBM, deben repensar la visión tradicional de la educación y abrazar su propuesta.

Con idea de impulsar la adquisición de las destrezas del siglo XXI, tan importantes para los nuevos modelos de aprendizaje, CISCO, Intel y Microsoft se han asociado con la Universidad de Melbourne (Australia) y la OCDE para lanzar ATC21S, una iniciativa global para desarrollar nuevos tests y estándares para estas destrezas. Microsoft ha desarrollado el programa 21st Century Learning Design para el  desarrollo de las pedagogías más innovadoras que puedan hacer posible el aprendizaje de las destrezas ya mencionadas.

teachingpaletteLa “Sociedad del Aprendizaje” es una sociedad que promueve la educación conectada. Como señala el informe elaborado por Cisco, la educación del siglo XXI deja de ser responsabilidad exclusiva de padres y profesores, y alcanza a los estudiantes y una red más amplia y distribuida de apoyo. Por eso, la empresa tecnológica ha animado la formación de nuevas comunidades de práctica, fomentado una mayor concienciación y tolerancia hacia la diversidad y hacia las múltiples perspectivas, y engendrado un creciente sentido de la ciudadanía a una escala global. CISCO trata de contribuir al fortalecimiento de esta educación conectada, y esto se refleja en su propuesta “Cisco Connected Learning”, y su preocupación por el desarrollo del “Internet de todas las cosas” (Internet of Everything), que conecte personas, cosas (objetos equipados con sensores), datos y procesos. La introducción de los procesos es importante, porque de esta manera nos aseguramos de que la información correcta se entrega a la persona adecuada, en el momento adecuado y de la manera adecuada, con importantes implicaciones para la personalización de la educación que promueven.

La colaboración entre todos los agentes educativos es otra de las tendencias que se ve favorecidas por las ventajas que proporcionan las nuevas tecnologías. HP lanzó en 2012 su Catalyst Initiative”, una red global de educadores que exploran las metodologías que fomentan la educación STEMx (que incluye, junto a  disciplinas tradicionales como las ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, otras disciplinas como el lenguaje artístico, ciencias de la computación, o medios digitales). El objetivo de esta iniciativa es avanzar en la enseñanza y el aprendizaje de estos asuntos críticos, desde la educación secundaria a la universitaria, tanto dentro como fuera del aula, e inspirar a los estudiantes a aplicar lo que aprenden durante la carrera. Universidades, escuelas, ONGs y empresas sociales forman parte de esta red que se ha estructurado en seis consorcios de investigación. Cada uno de estos consorcios recibe tecnología, dinero y apoyo profesional de HP. Microsoft ha desarrollado Partners in Learning“, unaIniciativa global surgida en el año 2003, que ayuda a educadores y líderes de las escuelas a conectarse, colaborar, crear y compartir a fin de que los estudiantes puedan aprovechar su máximo potencial. Con sus herramientas y tecnología, ayudan a la escuela a hacer posibles los nuevos modelos de aprendizaje.

Las nuevas tecnologías, empleadas de manera responsable, posibilitan este aprendizaje activo y continuado.

Las empresas tecnológicas también se han preocupado de desarrollar soluciones para contribuir a la construcción de la infraestructura necesaria para el aprendizaje del siglo XXI. Microsoft, con sus programas “IT Academy” o “Escuelas Innovadoras”; el programa “Samsung Schools”;  programas de Google como la Academia de Profesores; el IBM “Cloud Academy”; o los programas de Dell para educación primaria, secundaria y superior (K-12 y Higher Education), son un ejemplo de esto.

La globalización y los nuevos patrones del trabajo y de vida están incrementando los desafíos sociales y económicos y ambientales que enfrentamos, y para poder afrontarlos, debemos desarrollar una cultura del aprendizaje para toda la vida. Las nuevas tecnologías, empleadas de manera responsable, posibilitan este aprendizaje activo y continuado.