Programa Mind Matters

Tradicionalmente se ha considerado a la  adolescencia como un momento vital de extrema dificultad, conflictiva y de inestabilidad emocional. Si a esto unimos la mala imagen que trasladan de los adolescentes los medios de comunicación, nos encontramos una excesiva preocupación tanto en los padres como en los docentes a la hora de encarar este periodo evolutivo. Lo cierto es que este modelo de adolescencia que pone el énfasis en lo deficitario, sobre todo en lograr evitar conductas de riesgo, está siendo sustituido por un nuevo modelo de desarrollo positivo de la adolescencia, que trata de favorecer diversas habilidades que definen una adolescencia saludable, ajustada y adecuada a esta edad de transición a la vida adulta. Se trata de desarrollar competencias personales en distintos ámbitos: cognitivo, social y emocional.

 

Australia ha desarrollado el programa Educativo Mind Matters en más del 80%de las escuelas de secundarias.

El programa Mind Matters forma parte de una estrategia a nivel nacional para la prevención y promoción de la salud mental (se considera que una de las enfermedades más extendidas en el siglo XXI va a ser la depresión). La escuela es vista como uno de los elementos clave de intervención a la hora de fomentar en los jóvenes destrezas y habilidades positivas para la vida: aumento de la resiliencia; fomento de vínculos entre toda la comunidad y los adolescentes; colaborar en el desarrollo de un entorno escolar positivo promocionando actividades que trabajen el desarrollo positivo.