MakerSchool: “Emprendedores de Aprendizaje Solidario”

MakerSchool es un Proyecto de Aprendizaje Interdisciplinar (PAI) en el que a los alumnos se les propone como reto crear una Empresa de carácter Solidario. Trabajando de manera Cooperativa tienen que diseñar productos, fabricarlos utilizando una “Impresora 3D open hardware” que montan ellos mismos, y comercializarlos. Los beneficios son donados a una ONG o proyecto solidario, que toda la comunidad educativa decide.

MakerSchool es un  proyecto en el que los alumnos se convierten en agentes activos de su aprendizaje y los docentes en guías e inspiradores de dicho proceso. Surge a raíz de una serie de inquietudes personales referidas a la Educación que tratan de dar respuesta a dos preguntas que considero que todo docente debería hacerse: ¿qué es aquello que puede resultar de más utilidad para el desarrollo personal e intelectual de mis alumnos (adquisición de las Competencias Básicas)?, y ¿qué metodología es la más adecuada para que mis alumnos adquieran esa competencia?.

Dibujo

De la búsqueda, siempre inacabada, de respuestas a estas preguntas, subyacen, los que entiendo son, algunos de los retos educativos que tenemos por delante:

  • Actualizar expectativas. Nuestro currículo ha cambiado muy poco en los últimos años y seguimos enseñando lo mismo para profesiones que están surgiendo ahora o que todavía no existen. Las matemáticas o la literatura son muy importantes, pero también lo son la  danza, el teatro, la programación o la robótica. Debemos actualizar las expectativas del currículo a las necesidades del siglo XXI.
  • Adecuar tiempos. Parece que cada vez pretendemos que los alumnos aprendan antes a leer, escribir, multiplicar, y sin embargo, cada vez más estudios alertan de la necesidad de adecuar  estos aprendizajes al desarrollo cerebral de los niños, que además,  no puede ser  para todos igual. En Finlandia por ejemplo, paraíso educativo actualmente, enseñan a leer a partir de los 7 años.
  • Modificar espacios.Las aulas de hoy en día se parecen demasiado, por no decir que son idénticas a las de hace 100 años y esto lógicamente debe de cambiar.
  • Aprovechar la diversidad de metodologías didácticas y herramientas, que gracias a las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento (TAC) tenemos hoy en día a nuestro alcance y profundizar en una evaluación que demuestre la inteligencia y no la capacidad de memorización.
  • Buscar las emociones en el aprendizaje, si queremos que nuestros alumnos aprendan hay que emocionarlos. Debemos plantearles retos (proyectos) concretos y tangibles que requieran para su resolución de la utilización de elementos con los que conviven en su día a día, como son las TICs, incluyendo en ellas los dispositivos móviles o las redes sociales.
  • Conectar Áreas de Conocimiento. Los centros educativos, especialmente a partir de la ESO, se organizan por departamentos, que trabajan de forma aislada, esto carece de sentido. En el mundo real todas las áreas de conocimiento (asignaturas) son necesarias para llevar a cabo un proyecto, no son islas sin conexión y deben trabajar de forma coordinada.
  • Aprender a decir “No Sé”. Los profesores de hoy en día no podemos ni debemos saberlo todo, hemos de convertirnos en guías del aprendizaje de nuestros alumnos y salir de nuestra zona de confort. Habitualmente digo en mis clases “no lo sé”. y les propongo a mis alumnos retos que a veces no sé resolver, de modo que en ocasiones son ellos los que acaban guiándome en mi continuo aprendizaje.

En resumen, entiendo que para Aprender es necesario: Equivocarse,  Dudar, Imaginar, Emocionar y Cooperar, y por ello en el IES de Meaño hemos llevado a cabo este proyecto mirando a través de las ventanas de nuestras aulas con la idea de mejorar la  conexión de la escuela con el mundo que nos rodea.

MakerSchool es un Proyecto de Aprendizaje  Interdisciplinar (PAI) en el que a los alumnos se les propone como reto  crear una Empresa de carácter Solidario. Trabajando de manera Cooperativa tienen que diseñar productos, fabricarlos utilizando una “Impresora 3D open hardware” que montan ellos mismos, y comercializarlos. Los beneficios son donados a una ONG o proyecto solidario, que toda la comunidad educativa decide.

Por todo ello creo que los alumnos del IES de Meaño son verdaderos Emprendedores de Aprendizaje Solidario y a ellos quiero expresarles desde aquí, mi reconocimiento y gratitud.

En este proyecto se implican todos los departamentos didácticos del centro y todos los niveles educativosde 1º a 4º de la ESO.

Los diferentes departamentos didácticos del centro diseñan retos (proyectos) basados en la metodología “Learning by Doing” (“Aprender Haciendo”), que están integrados en sus Programaciones Didácticas y orientados a la adquisición de las competencias y los estándares de aprendizaje. Para ir completando los objetivos del proyecto, los alumnos en cada materia a lo largo del curso, van realizando alguno de estos retos:

  • Plástica: se diseña el logotipo de MakerSchool, y se crean carteles publicitarios.
  • Música: se crea e interpreta la Banda Sonora del proyecto.
  • Ciencias Sociales: se establecen la estructura de la empresa con sus departamentos y responsables de cada área y se realiza un análisis del sector empresarial de la zona para buscar posibles vías de colaboración.
  • Religión y Valores Éticos: se realiza una investigación de posibles ONGs o proyectos solidarios a los que destinar los beneficios del proyecto, y posteriormente, mediante votación on-line de toda la comunidad educativa (alumnos, profesores, madres y padres, etc.), se decide el beneficiario
  • Departamentos de lenguas (Castellana, Inglés, Francés y Gallega): redactan noticias, artículos de prensa, graban y editan entrevistas, etc. en las diferentes lenguas, además el departamento de Lengua Castellana plantea  a los alumnos el reto de redactar los estatutos de la empresa y las normas de régimen interno.
  • Física y Química: se estudia la reactividad del plástico que utilizan las impresoras 3D para valorar su utilización para fabricar material de laboratorio,
  • Biología: analizan el impacto ambiental y las posibilidades de reciclaje del plástico que utilizan las impresoras.
  • Tecnología: se diseñan los objetos a construir, se monta y programa la Impresora 3D, se fabrican los objetos y se preparan pedidos. Para ello se dispone a los alumnos en departamentos (electrónica, software, diseño 3D, fabricación, etc) y posteriormente rotan instruyendo previamente a sus sucesores en las tareas propias de ese departamento.
  • Matemáticas: lleva la contabilidad de la empresa, organiza la gestión de pedidos y realiza análisis de los resultados.
  • Educación Física: los alumnos son los encargados de diseñar y organizar una prueba deportiva solidaria a la que se invita a otros centros educativos e instituciones de la zona.
  • TIC: se diseña y mantiene la web del proyecto (makerschool.es) , se crean formularios on-line de evaluación del proyecto, se mantiene los perfiles en las diferentes redes sociales, se diseña una App para dispositivos móviles y códigos Qr y realidad aumentada para los productos a la venta, además se establece la venta on-line de nuestros productos.

En definitiva,  todas las materias que se imparten en el centro son necesarias para llevar a cabo este  proyecto y esto favorece que los alumnos perciban que la escuela sirve para algo más que para obtener un título, además les ayuda a descubrir el potencial del trabajo cooperativo, provoca que se conviertan en agentes activos de su aprendizaje, se fomenta el pensamiento crítico, la creatividad y el espíritu emprendedor, y no menos importante tiene un objetivo solidario claramente definido que favorece la implicación del alumnado.

 

César Fernández Riádigos

Jefe del Dpto. de Tecnología y del Área de Innovación Educativa del IES de Meaño