Universidad de Padres. Un proyecto vivo en la sociedad del aprendizaje

La Universidad de Padres es un centro de investigación especializado en parenting que pusimos en marcha en el año 2006 dirigido por José Antonio Marina para colaborar con los padres durante todo el proceso educativo de sus hijos. La idea fundamental de este proyecto es que toda la sociedad debe ayudar en esta tarea. Aspiramos a recuperar un discurso educativo optimista y alegre.

¿Qué es la Universidad de Padres? Es una buena pregunta. Entré a trabajar hace ahora un año y desde entonces he tenido que contestar a mis amigos, a mi familia y conocidos qué es eso de Universidad de Padres.

Cuando me incorporé me explicaron que hace ya una década José Antonio Marina comenzó con un movimiento llamado Movilización Educativa” que consistía o mejor dicho, consiste, en tratar de movilizar a toda la sociedad civil para conseguir mejorar del sistema Educativo Español. Buscó un equipo multidisciplinar para este ambicioso proyecto.Tenían que llegar a todos los agentes implicados en el ámbito educativo como son la escuela, las familias, las empresas y los gobiernos, porque como cita muchas veces José Antonio “para educar a un niño hace falta la tribu entera”. 

Fue tal la demanda de padres y madres que se encontraban perdidos en este mundo tan cambiante, que se daban cuenta que sus hijos necesitaban una forma de educación diferente a la que ellos habían recibido, unos padres con circunstancias tan distintas a las que tuvieron los suyos, que estaban perdidos, inseguros, sin modelos a seguir y siendo conscientes que tenían que hacer algo diferente. Y, además, tenían que hacerlo ya.

“Para educar a un niño hace falta la tribu entera”.

El entorno VUCA(1) en el que vivimos, que aporta tantas cosas buenas a esta generación de padres, como es la incorporación de las nuevas tecnologías, el acceso a la información y su propia formación, que implica el estar aprendiendo continuamente y abiertos a todo tipo de cambios, ha hecho también que los padres de hoy tengan muchas más inseguridades que la generación de padres anterior. Padres y madres implicados, pero además viviendo en la vorágine de las prisas, de los horarios laborales interminables, de móviles que no paran de vibrar…

Y, es así como nace la  Universidad de Padres. No es que fuera una genial idea que naciera de la nada, sino más bien el fruto de una necesidad que había que canalizar de alguna manera para poder ayudar a todos esos padres perdidos con ganas de aprender.

adolescencia_retos_180x180

Lo primero que había que hacer era ver cómo se hacía, porque Escuelas de Padres había ya muchas, pero observamos que la participación de los padres era muy baja. ¿Cómo podía ser? A nosotros nos llegaban cientos de correos con consultas. Por eso, la Universidad de Padres es una universidad 100% on-line. Porque los padres de hoy necesitan un formato cómodo que les permita poder conectarse desde donde quieran, en el momento que mejor les venga, sin necesidad de tener que desplazarse, organizar con quien dejar a los niños mientras van a esa charla o sin tener que pedir otro permiso más en el trabajo.

La segunda cuestión, que nos hace diferentes al resto de escuelas de padres, es que cada aula está segmentada por edades. No es lo mismo las dudas o inquietudes que puede tener el padre de un bebé de 6 meses, a las de un adolescente. Ofrecemos cursos anuales por edades para padres y madres con hijos desde 0 a 16 años y también seminarios que abarcan horquillas de edad un poco más amplias pero con un tema más concreto como son: El desarrollo del talento de los adolescentes: la educación en el ámbito TIC de los preadolescentes o el método Montessori aplicado a los más pequeños de la casa o el método Movimiento en Libertad, entre muchos otros.

Nos gusta aprender y siempre estamos dispuestos a ampliar nuestros conocimientos, buscando maneras de ampliar el horizonte educativo. Y como no solo de la educación técnica vive el hombre, aunque suene a tópico, a veces hay que prepararse para la vida aprendiendo de la gente, de los conocimientos en otros ámbitos que nos pueden aportar. Uno de los puntos más fuertes es la asignatura de ser padre, de cuidar, de educar y de guiar a los hijos. Eso implica colaborar con ellos para que afronten mejor sus problemas, no solo los educativos, sino los familiares, laborales o personales. Y, si bien queremos una buena educación para nuestros niños, en la Universidad de Padres somos conscientes de que debemos ayudar a que sus padres estén en las condiciones idóneas para hacerlo. Y ahí precisamente radica nuestro éxito. En que a esos padres sobreinformados, preocupados por la educación de sus hijos pero sin modelos claros y con montañas de dudas les ofrecemos la información y la formación: “Esto que estás haciendo, está bien”. No porque lo digamos nosotros sino porque tenemos un equipo de investigación que dice que hay estudios que así lo demuestran, que existen varios informes que lo corroboran, que hay algunas asociaciones que lo han puesto en marcha y que si tienes alguna duda todavía de que lo estás haciendo bien como padre o al menos lo mejor que puedes, te damos la opción de preguntarle a un tutor personal que te vamos a asignar dentro del campus, y además vas a poder hablar en una cafetería virtual con otros padres que tienen hijos de la edad de los tuyos, que están pasando por situaciones similares a las que tú estás viviendo.

El modelo educativo se basa en la teoría de la Educación del Talento desarrollada por José Antonio Marina, y gira alrededor de los seis grandes recursos que los padres debemos saber desarrollar en nuestros hijos:

  1. Una idea del mundo veraz, rica en valores, amplia y abierta, es decir, que ofrezca posibilidades.
  2. Un pensamiento riguroso, creativo, crítico y capaz de resolver problemas.
  3. Un tono vital alegre, optimista, cálido.
  4. Una voluntad libre, responsable y recta.
  5. Capacidad para comunicarse.
  6. Talento para la convivencia.

La Universidad de Padres ha ayudado ya a miles de familias a sacar el mayor potencial de sus hijos. El índice de padres y madres que se matriculan etapa por etapa siendo fieles a nuestro proyecto lo confirma y nos anima a seguir avanzando. Algunos nos han dicho incluso que lo que aprenden lo han podido poner en práctica no solo en casa con sus hijos, sino a nivel pareja, en sus puestos de trabajo, en su desarrollo personal, y por eso es tan sumamente difícil poder explicar a alguien que no ha entrado nunca en nuestro campus virtual, qué es esto de la Universidad de Padres. Porque es un proyecto vivo que va evolucionando en función de las propias necesidades de los padres, que se retroalimenta de ellos. ¿Cómo os podéis matricular este año? Es muy sencillo. Lo primero que debéis hacer es entrar y registraros en la web de la Universidad de Padres y seguir los pasos que allí se indican. Siempre debes matricularte según la edad de tu hijo.

El objetivo es que la Universidad de Padres sea un espacio útil y estimulante para padres y madres que tengan hijos en edad educativa, pero también una iniciativa interesante para todas las personas que están preocupadas por la educación, o por las exigencias y posibilidades que nos plantea la sociedad del aprendizaje.

Se me había olvidado presentarme. Soy Paloma, trabajo en la Universidad de Padres y además soy madre de tres hijos y tengo que confesar que de un año a esta parte mi vida ha dado un giro de 180º.

¡Anímate y acompañanos!

www.universidaddepadres.es

 

(1) “entorno VUCA” (en inglés Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo). Esta expresión proviene del ejército americano y la utilizaba para denominar la realidad para la que debía prepararse. El mundo en que vivimos cambiará cada vez de forma más acelerada y será mucho más ágil y debemos pensar cómo vamos a prepararnos.