Editorial

up2_editorial_intTal vez hayáis tenido noticia de la polémica que ha habido alrededor del Libro blanco sobre la profesión docente que, con la ayuda de algunos colaboradores de la Fundación UP, he redactado. Quisiera que lo tomarais como una prueba de que la Universidad de Padres está en primera línea de la investigación educativa. Esa es nuestra principal vocación. Y nos gustaría que os sintierais protagonistas de este hecho. Gracias a vuestra participación y ayuda podemos seguir investigando.

Nuestra preocupación principal es averiguar cómo educar a vuestros hijos para un mundo complicado, vertiginoso e imprevisible. Sería estupendo que hubiera organismos encargados de hacerlo, por eso en el Libro blanco hemos propuesto que se cree un Consejo Pedagógico del Estado que esté al tanto de lo mejor que se hace en el mundo para ponerlo a disposición de nuestros docentes y nuestras escuelas. Es muy difícil mantenerse al día de las iniciativas educativas y, sin embargo, necesitamos hacerlo. Hace unas semanas de aprobó una nueva ley de educación en Estados Unidos que lleva el bonito título de “Every Student Succeeds”, “Todos los niños tienen éxito”. Este es el objetivo de un buen sistema educativo. La Ley insiste en la introducción masiva de las “ciencias de la computación” en los programas de educación secundaria, asunto que tenemos que estudiar con más detenimiento.

Acabo de recibir el boletín de la Canadian Education Association correspondiente a este mes. Seguimos muy de cerca lo que se hace en Canadá porque allí trabajan algunos de los más interesantes equipos de pedagogos. Leo lo siguiente: “Hay un creciente consenso sobre la necesidad de cambiar la educación. Queremos ver sistemas educativos que creen un aprendizaje más profundo y comprometido que construya la capacidad de los estudiantes para pensar critica y creativamente, para cultivar mentes innovadoras que seas capaces de progresar en una economía del conocimiento global y digitalizada”. Reconoce el autor que no lo estamos consiguiendo y por eso convoca a los “líderes educativos” para que se concentren en cómo conseguirlo.

La Fundación Universidad de Padres quiere ser líder educativo en los temas de su competencia. Los padres estáis profundamente preocupados por la educación de vuestros hijos, pero la educación se ha vuelto muy compleja, porque el mundo se ha vuelto muy complejo. Por eso es tan importante saber en quien confiar. La UP ha aspirado siempre a convertirse en una institución de “garantía educativa”, que os dé tranquilidad. Ya sabéis que nosotros trabajamos para vosotros y para vuestros hijos.

Os deseo a todos unas felices fiestas, y un año lleno de alegría.