Programa de resolución creativa de conflictos

El principal propósito del Programa de Resolución Creativa de Conflictos (RCCP, por sus siglas en inglés) es la prevención de la violencia escolar. Este programa, elaborado por la red norteamericana Promising Practice Network for Children, Families and Community está diseñado para que los profesores puedan enseñar a niños de entre 3 y 12 años a resolver conflictos y relacionarse mejor con sus compañeros mediante el desarrollo de habilidades como la escucha activa, la colaboración en la resolución de problemas o el aprecio de la diversidad. El programa está dirigido a todos los estudiantes, no solamente a aquellos que muestran una conducta de riesgo, e incluye la formación de los profesores y  el fortalecimiento de la mediación entre jóvenes, buscando impulsar un cambio en la cultura de la escuela.

El  proyecto ha sido desarrollado por los pedagogos Linda Lantieri y Tom Roderick, basándose en los procesos del Aprendizaje Social y Emocional (Social and Emotional Learning, SEL,).

El SEL pretende fomentar las destrezas que permitan a las personas a conocer sus emociones y gestionarlas de una manera sana. Desde su fundación, la organización norteamericana sin ánimo de lucro CASEL ha sido pionera en el estudio y práctica del SEL.