La NeuroCiencia del Liderazgo y la Agilidad

Durante las dos últimas décadas, los científicos adquirieron una perspectiva mucho más precisa de la naturaleza humana y del cambio de comportamiento, gracias a la integración de la psicología —el estudio de la mente y la conducta humanas— y la neurociencia, que es el estudio de la anatomía y la fisiología del cerebro.

He estado viendo la presentación en SlideShare ‘Neuroscience of Leadership’ (La Neurociencia del Liderazgo) de SARGIA Partners: www.slideshare.net/SARGIA/neuroscience-of-leadership-51715634, Considerados catalizadores de la transformación sostenible y el crecimiento, los autores proponen “reinventar el Liderazgo para una nueva Era” (ya sabes, el Talentismo). La NeuroCiencia nos enseña que debemos realinear los comportamientos de liderazgo para transformar la estrategia (siempre, teniendo en cuenta que la ejecución es el 90% de la misma), inspirar el liderazgo para el desarrollo mental desde la visión, el mindfulness y la agilidad, y fortalecer una cultura de resiliencia y agilidad en una organización “play to win” (que juega a ganar).

La clave para el cambio de hábitos es la plasticidad cerebral. El cerebro es un órgano impresionante, compuesto por 100.000 M de neuronas, que genera nuevas conexiones entre ellas a través de la experiencia. En situaciones de ansiedad, se suprimen funciones cerebrales esenciales.

neuroscience-of-leadership-6-638

Según George Hallenbeck, Vicki Swisher y J. Evelyn Orr (Julio de 2011), “Las personas que son ágiles en su aprendizaje buscan nuevas experiencias de las que aprender, disfrutan con los problemas complejos y los retos asociados a nuevas experiencias porque tienen interés genuino en encontrarle sentido, lo hacen mejor porque incorporan nuevas destrezas a su repertorio. Una persona que es ágil al aprender tiene más lecciones, más herramientas y más soluciones que aportar cuando se enfrenta a los retos empresariales”.

Las cinco dimensiones de los líderes que son ágiles aprendiendo (Learning Agile Leaders) son:

Agilidad Mental: Pensamiento crítico para penetrar en los problemas complejos y expandir posibilidades haciendo conexiones frescas.

Agilidad Interpersonal: Comprensión (empatía) y relación (influencia) con otras personas, para resolver situaciones difíciles y multiplicar el desempeño colectivo.

Agilidad de Cambio: Disfrute con la experimentación, la curiosidad y la gestión efectiva al lidiar con la incomodidad del cambio (resiliencia).

Agilidad de Resultados: Obtener resultados en situaciones iniciales inspirando los equipos y mostrando una presencia que genera confianza en los demás.

Autoconsciencia (Self-Awareness): Reflexión y Autoconocimiento; comprender las propias capacidades y el impacto de las mismas en los demás.

La agilidad (flexibilidad, afrontamiento, resiliencia, pensamiento crítico) es esencial en el Liderazgo actual, y la NeuroCiencia lo ha demostrado. Por supuesto, se puede entrenar desde la mentalización, el control del feedback (retroalimentación) y la distinción entre el drama y las prioridades (respuesta razonada a estímulos).

La resiliencia, otro de los componentes clave del Liderazgo, también se cultiva, se desarrolla, se entrena. ¿Cómo hacerlo? Desde la anticipación, la respiración, los hábitos saludables, la perspectiva… Lo que para otros puede llevar al pánico, para las personas resilientes se resuelve desde el foco.

Y la preparación para la Innovación: pensamiento divergente, disposición al error (como fuente de aprendizaje), creatividad + proceso + mejoras concretas, prácticas.

Kevin Cashman, en la revista Forbes, comparó el Liderazgo actual con nadar en un lago impredecible; cuanto más nadamos, más peligros nos acechan.

Juan Carlos Cubeiro

Head of Talent ManpowerGroup & CEO Right Management España -Talento, liderazgo & Coaching

http://jccubeirojc.blogspot.com.es/