Editorial

Esta semana, he dado una conferencia en el Congreso de Orientadores gallegos, y hace unos meses en el de Extremadura. Los Departamentos de orientación pedagógica deben ser el “núcleo de pensamiento” dentro de cada centro, porque el futuro ofrece cada vez más posibilidades, pero es más incierto, y todos necesitamos saber a qué atenernos. Nos enfrentamos a un entorno VUCA, como ya os hemos dicho muchas veces. V de Vulnerabilidad. U de Uncertanty (Incertidumbre). C de Complejidad. A de Ambigüedad. No sabemos a donde vamos, pero lo hacemos a toda velocidad. Necesitamos por ello algún GPS que nos permita orientarnos. Es posible que un momento parecido se viviera durante la Ilustración, en el siglo XVIII, y entones el gran Kant tuvo que escribir un libro titulado: “Cómo orientarse en el pensamiento”. Ahora nos vendría bien algo parecido. No sólo la escuela está en esta situación, sino también la empresa, las administraciones públicas, las formas sociales, las religiones. Se multiplican los estudios sobre las competencias necesarias para el siglo XXI, se están organizando sistemas educativos paralelos, rápidos, creados por las grandes compañías informáticas (Apple, Google, Microsoft, Samsung, Cisco, etc.), las nuevas tecnologías nos hablan de realidad ampliada, de inteligencia ampliada, de nuevos modos de gestionar la relación entre cerebro y ordenador. Vamos a tener que aprender continuamente porque el aprendizaje es el modo como la inteligencia se adapta al entorno. Cuando el entorno es muy estable, el aprendizaje necesario se adquiere enseguida, pero cuando el entorno es muy cambiante hace falta seguir aprendiendo siempre.

Se está hablando ya de “personalidades ameboides”, adaptables a cualquier situación y con un mínimo sentido crítico.

Ante este panorama, lleno de oportunidades, de retos y de trampas, surge la pregunta inquietante: ¿Cómo podemos preparar mejor a nuestros niños y adolescentes para este entorno?¿Cómo podemos hacer que se adapten a ese mundo acelerado sin perder una estructura personal y moral consistente? ¿Cómo pueden utilizar las nuevas tecnologías sin ser manejados por las nuevas tecnologías? Se está hablando ya de “personalidades ameboides”, adaptables a cualquier situación y con un mínimo sentido crítico.

En España no tenemos ninguna institución que se encargue de otear sistemáticamente el futuro educativo de nuestros niños y niñas, y de proponer soluciones. Por eso, en la Universidad de Padres nos sentimos obligados a ocuparnos de esa tarea. Pero necesitamos ayuda para investigar. No queremos subvenciones, queremos ser autosuficientes mediante nuestro trabajo.

Contribuir a la educación es decisivo para todos.

Por eso, os animamos a que os matriculéis en la UP. Así, a la vez que os puede resultar provechoso para educar a vuestros hijos, ayudáis a la investigación. A alguno de vosotros os interesa el proyecto, os gustaría colaborar, pero os da cierta pereza matricularos porque pensáis que es un compromiso que exige una dedicación excesiva. Pero nada más lejos… podéis aprovechar los distintos servicios del Campus como más os interesen, seguir el itinerario que más os convenga siempre con el apoyo de un tutor, y a la vez ayudar en el proyecto. Incluso queremos dar entrada a personas que no tienen hijos o los tienen mayores, pero que siguen pensando que contribuir a la educación es decisivo para todos.

Para nosotros es importante tener un Campus lo más amplio posible, porque solo así podremos realizar todos los proyectos que tenemos en la cabeza, y en el corazón. Por eso, una vez más pedimos vuestra ayuda.