Teatro escolar, una herramienta educativa

Las obras de teatro son una herramienta educativa muy completa y eficaz, pero que quizá no está lo suficientemente integrada en los programas de los centros escolares ni en la educación en general.

Existen compañías dedicadas específicamente al teatro escolar, que realizan montajes dirigidos al público infantil y juvenil; obras dinámicas y divertidas que reflejan cuestiones y preocupaciones propias de cada edad o que invitan a reflexionar sobre diferentes temas, valores y comportamientos. Son también una buena forma de acercar las grandes obras de la literatura a los alumnos, más amena que la mera lectura de textos en casa o en clase y que facilita su comprensión.

Suele haber dos vías para acercar el teatro a niños y adolescentes: una es que las compañías acudan a los centros educativos con sus montajes, y otra, que sean los alumnos quienes se desplacen a los teatros para asistir

32.-dear-darwin-web-l

 a la representación. En cualquier caso, la coordinación entre las compañías, salas y centros escolares es fundamental.

En este sentido, los madrileños Teatros del Canal, programan todas las temporadas un ciclo de teatro escolar con diversos espectáculos de carácter didáctico. Este año, la campaña dio comienzo con la exitosa “Dear Darwin”, una obra británica que trata el problema del bullying, y que además contaba con el valor añadido de representarse en inglés.

Los alumnos tienden a sentirse identificados al ver cuestiones de su vida cotidiana representadas sobre un escenario, lo que les puede hacer pensar sobre ellas desde otro punto de vista, llegar a comprender personajes clásicos, y valorar el esfuerzo y el trabajo en equipo de todos los que participan en una obra de teatro, delante y detrás del telón.