Emprendimiento Social Juvenil: Jóvenes con ganas de implicarse

Los jóvenes y adolescentes españoles son solidarios, emprendedores, generosos y creativos. Así lo demuestran las muchas experiencias de aprendizaje servicio que se llevan a cabo en nuestro país. Es el caso de El grup de Polinyà, una organización juvenil de Sabadell. Un grupo de catorce jóvenes voluntarios decidió montar una ludoteca móvil como servicio a la comunidad. Ellos mismos diseñaron y construyeron los distintos espacios, que son desmontables y transportables. De este modo pueden llevar su ludoteca a muchos lugares: pueblos, colegios, asociaciones de vecinos, centros cívicos…

Los chicos también se encargan de las distintas actividades y juegos que se realizan en la ludoteca, y además llevan a cabo actividades de ocio educativo.

En este vídeo, ellos mismos explican su proyecto. Esta es una de las iniciativas de Emprendimiento Social Juvenil (ESJ) que la Fundación Bertelsmann recoge y difunde a través de su canal de Youtube. Las experiencias de ESJ son un claro exponente del espíritu de la juventud capaz de implicarse socialmente. Hay muchos colectivos de jóvenes que trabajan en proyectos sociales, de forma altruista y con mucha profesionalidad. Jóvenes con ganas de implicarse, de participar, de cambiar las cosas en su entorno para el beneficio de la comunidad.