Un GPS educativo

Aprender es la característica esencial y constitutiva del ser humano. También los grupos pueden y deben aprender: existen organizaciones que aprenden, ciudades que aprenden… incluso países. Las naciones y las personas que poseen una cultura del aprendizaje son aquellas que verdaderamente progresan. Si no queremos quedar excluidos de ese progreso, debemos fomentar esa cultura del aprendizaje a todas las edades y niveles. No obstante, el mundo educativo y, en general el contexto actual, es un batiburrillo de tendencias, teorías contradictorias, seguridades efímeras, incertidumbres, constante cambio y volatilidad.

Ante este panorama, la Universidad de Padres se propone el desafío de convertirse en GPS educativo, para que madres y padres puedan encontrar las mejores rutas que aseguren el futuro de sus hijos. Todo el mundo está de acuerdo en que el talento es la gran riqueza de las naciones y de los individuos. El talento consiste la capacidad de enfrentarse inteligentemente con los problemas y los proyectos, lo que resulta muy valioso en un mundo competitivo pero lleno de oportunidades. El talento puede desarrollarse, porque se encuentra al final de la educación y no al principio. A través de los programas de la Universidad de Padres se intenta generar talento, a través de las familias y promover una cultura del aprendizaje en toda la sociedad.