Explorando el horizonte

Para no ser desbordada o sorprendida por las fuerzas sociales, culturales o tecnológicas, la educación necesita estar alerta, descifrar bien los signos y detectar los cambios.

Secuelas de la sobreprotección

Podríamos decir que sobreproteger a un hijo es ir más allá de cubrir y satisfacer sus necesidades y cuidados básicos. Es pensar por el hijo, tomar decisiones por el hijo, solucionar todos los problemas del hijo. Es vivir por el hijo, cuando el hijo es, en esencia, una persona que debe desarrollar sus propias capacidades personales si quiere funcionar correctamente en el mundo.

Leer artículo completo…