Empieza por Educar, una propuesta de Programa de Inducción a la Docencia

El pasado mes de julio teníamos la oportunidad de leer en este mismo espacio el análisis que María Teresa Rodríguez de Castro hacía del libro “Visible Learning for Teachers”, del profesor John Hattie. El autor es responsable del que seguramente sea el meta-análisis más importante hasta la fecha sobre qué es lo que funciona en educación y cuáles son aquellas estrategias que no tienen éxito.

up18_empieza_educar_intUna de las conclusiones más relevantes de dicho estudio apunta a la importancia casi crucial de los dos primeros años en la vida profesional de un docente, en los que se produce la mayor parte del aprendizaje que permitirá al profesor novel convertirse en un docente “efectivo”, y así guiar a sus alumnos hacia el éxito académico y personal.

En la misma línea, remarcando la necesidad de la formación eminentemente práctica en la preparación inicial del profesorado, han aparecido en los últimos años numerosos estudios y propuestas (Recomendaciones OCDE, Informes McKinsey) que indican que los mejores sistemas educativos del mundo desarrollan programas de inducción a la docencia para profesores noveles.

En Madrid y Barcelona, desde hace ya cuatro años, la Fundación Empieza por Educar trabaja con el objetivo de atraer a la educación a graduados universitarios excelentes y socialmente comprometidos mediante un programa de inducción a la docencia de 2 años, adicional al Master de Formación del Profesorado (MFP), con una componente de residencia en centros educativos de entornos más afectados por las desigualdades educativas.

Los pilares del programa que venimos desarrollando, y por el que han pasado ya más de 150 profesores son:

Prestigio de la labor docente y reclutamiento activo. Algunos de los mejores sistemas educativos del mundo parten de la base de que el prestigio del docente comienza por atraer a la docencia a los mejores perfiles de universitarios recién egresados. En Empieza por Educar “buscamos” de forma activa dichos perfiles, ofreciendo un programa formativo de dos años, remunerado y con un fuerte componente social, haciendo difusión del programa en las mejores Universidades. Esta labor ha generado que, en los últimos cinco años, hayamos recibido más de 10.000 candidaturas de recién licenciados y de jóvenes profesionales que quieren incorporarse a la educación a través de nuestra propuesta.

• Selección basada en competencias clave docentes. Nuestro proceso de selección valora no sólo el conocimiento de la materia, sino competencias que creemos fundamentales, tales como la comunicación, la capacidad de aprender y el trabajo en equipo. El proceso incluye la redacción de varios ensayos, así como diferentes pruebas sobre comunicación y empatía, organización o habilidades relacionales.

• Formación inicial, previa al comienzo del curso escolar con un alto componente práctico. Los candidatos seleccionados realizan en el mes de julio, lo que denominamos Instituto de Verano, un periodo de cinco semanas en el que los participantes del programa Empieza por Educar reciben formación teórica -pedagogía, didáctica de la asignatura, metodologías docentes- y práctica -más de 300 alumnos de primaria y secundaria asisten a clases impartidas por los nuevos docentes preparando así los exámenes de septiembre-.

• Periodo de residencia de dos años en un centro escolar. En el mes de septiembre, los participantes se integran como alumnos del master para la realización de prácticas en centros educativos colaboradores. El centro diseña un plan de trabajo para ellos, dotándoles de autonomía progresiva, de forma que imparten clases y son responsables de un grupo de alumnos con la supervisión de un tutor de centro y del tutor/ mentor de Empieza por Educar.

• Tutoría y acompañamiento por parte de un tutor / mentor, centrado en la observación continuada de la práctica docente (completando la terna de formación, feedback y coaching). Desde el comienzo del programa y durante los dos años de duración del mismo, el trabajo del participante estará acompañado por la figura de un tutor de Empieza por Educar. Se trata de un profesor experimentado que observa las clases del profesor novel, comparte con él sus impresiones y fomenta la reflexión sobre las fortalezas y áreas de mejora del desempeño del participante en el aula y en el centro escolar.

• Evaluación formativa de los participantes a partir, principalmente, del análisis del crecimiento de los alumnos en el ámbito académico y personal. El participante busca el desarrollo de mentalidades clave en los alumnos, como autonomía o confianza en sí mismos, y analiza la evolución del estudiante a través del uso de rúbricas, encuestas e indicadores de acciones en el aula. El seguimiento del desempeño del participante se lleva a cabo en primer lugar a través de encuestas de los alumnos, lo que combinado con la observación del docente en el aula por parte del tutor nos lleva a poder determinar las fortalezas del profesor y cuáles son las áreas de mejora en las que debe trabajar e implementar nuevas estrategias.

• Comunidades de aprendizaje. A lo largo de los dos años, los participantes generan desde el primer día una comunidad de aprendizaje en la que comparten mejores prácticas, experiencias, recursos y reflexiones. Este es uno de los activos más importantes del programa, ya que en Empieza por Educar entendemos la colaboración entre docentes como una herramienta fundamental para aumentar su impacto colectivo en el alumnado y en los centros. Esta necesidad de tejer redes de colaboración incluye sin duda a los profesores que trabajan en los centros y que en muchas ocasiones se encuentran realizando una magnífica tarea pero de forma aislada.

Los resultados obtenidos en estos primeros años son esperanzadores. En el último curso escolar, más de 8000 alumnos han recibido clases de participantes de Empieza por Educar, mostrando una mejora significativa en su rendimiento académico y crecimiento personal. El 95% de los directores encuestados al final de curso valoran muy positivamente el desempeño de los profesores así como su nivel de integración y participación en el centro. Además, el 100% de los directores encuestados declaran su intención de incorporar más participantes de Empieza por Educar si tuvieran la oportunidad.

Por todo ello, pensamos que Empieza por Educar supone una propuesta sólida de programa de inducción docente que, combinada con el Master de Formación del Profesorado, permite a los que serán nuevos profesores tener un acompañamiento en los dos primeros años en el aula, y que además busca tener un impacto en aquellos alumnos que tienen menos acceso a oportunidades.

 Miguel Costa, Director Ejecutivo en Madrid, Fundación Empieza por Educar

  • Laura

    Me gusta, por fin contamos con nuevos modelos que apuestan por el acompañamiento (nadie sabe hacer algo si no se lo enseñan), y además con medición de impacto, algo esencial para poder valorar y crecer. Gracias por compartirlo y ojalá nuestro sistema educativo sea capaz de integrarlo a gran escala.

    • Julia

      Enhorabuena por esta iniciativa! En los centros que están trabajando tienen resultados muy bueno y siempre es beneficioso centrarse en la selección y formación, basado en competencias, poniendo siempre a los alumnos en el centro de su misión.

  • Oscar

    Empezar, tomar un pedazo o pieza de algo, punto de inicio de algo, creo que es una nueva metodología que parte con buena base desde su comienzo dado que no hay nada más importante que comenzar desde cero el pilar básico de la educación. Apostar por altos niveles de exigencia al profesorado junto con una completa formación práctica-social y la evaluación continua de los mismos me llevan a pensar que tendremos “humanos que enseñen a otros”, no sólo profesores que dicten a alumnos dormidos.

    Leído el artículo me parece un proyecto inequívocamente estudiado para convertir el fracaso escolar, interviniendo diversos actores (profesorado, alumnado, familia, entornos sociales, etc), en otra vía alternativa para establecer nuevos postulados que oxigenen de manera explícita los caducos y poco eficientes axiomas de la educación de hoy en España. Les invito a que continúen con éste proyecto, ustedes disfrutarán y vivirán su trabajo con intensidad y la sociedad les agradecerá dicha constancia en un futuro, máxime si se trata de personas que no disponen de las mismas opciones que la mayoría. Felicidades

  • Javier

    Muy buena iniciativa. Me gusta especialmente que complemente lo que ya hay, que sume. Y que se dirija específicamente a reducir las desigualdades educativas, fuente de las sociales. Bravo

  • Rodrigo

    Soy director de un instituto, en que cola hay que ponerse para que te toquen profesores/as de este innovador proyecto?

  • koala

    Hola,
    Soy orientador en un colegio concertado de Secundaria y escribo para decir que tengo la suerte de conocer de primera mano los profesores de Empieza por educar y solo puedo decir cosas buenas. Es una formación excelente la que hacéis. Veo como profesores experimentados aprenden muchas cosas de los jóvenes que se forman en Empieza por educar.
    Sería buenísimo que formarías también orientadores……

    !Enhorabuena!